8K

¿Merece la pena invertir en un televisor 8K?

televisor 8k

Desde hace unos años, las grandes marcas del televisor están apostando por la resolución 8K en sus productos. Cuando salieron los primeros televisores 8K, el precio era disparatado y no había mucho contenido nativo en esta resolución, por lo que no merecía la pena invertir grandes sumas de dinero en adquirir un televisor 8K de alta calidad si el contenido no iba a ser 8K como tal, sino un escalado.

Conforme se fue desarrollando el televisor 8K y se fue investigando e invirtiendo en esta tecnología, como es normal, se fueron mejorando también las prestaciones que ofrecía, consiguiendo la mejor resolución que hay actualmente en el mercado: una resolución de 7.680×4.320 píxeles, el doble que la resolución 4K.

Tal es el nivel de desarrollo actual, que se anunció que los Juegos Olímpicos de Japón de 2021 se iban a retransmitir en esta resolución.

Televisor 4K vs. Televisor 8K

Si este debate lo hubiéramos hecho hace unos años, hubiera ganado el televisor 4K simplemente por lo verde que estaba la tecnología 8K, pero, actualmente no podemos decir lo mismo. Las pantallas con resolución 8K son un mundo aparte; tal es el realismo que presentan, que tener un televisor 8K en casa es como tener un portal y poder teletransportarte a la escena de la película o serie que estés viendo. Es sentirte el protagonista del videojuego al que estás jugando y el dueño de tu salón. No tiene precio.

La imagen del televisor 8K es mucho más nítida y realista, sus bordes están mucho mejor definidos y, además, no dejan rastro de píxeles como pasaba en las pantallas de hace unos años. Pero, la ventaja competitiva de estos televisores no solo reside en su resolución: también incorporan novedades como el nuevo conector HDMI 2.1 con características de conectividad más avanzadas, que será revolucionario para aquellos que anden inmersos en el mundo del videojuego o el  HDR dinámico, que ayuda a mejorar la luminosidad de una película, no por escenas, sino por fotogramas.

Por otro lado, también se han remasterizado muchos clásicos, películas con la que la mayoría de nosotros hemos crecido, a este formato 8K para los televisores con esta resolución.

El tema de los programas de televisión es otra historia, pues, a día de hoy en nuestro país aún hay cadenas de televisión que no emiten su programación ni en Full HD. Pero no solo pasa en España, suele ser así en la mayoría de países a excepción de Japón, que ya sabemos que es uno de los más avanzados tecnológicamente hablando.

El único “contra” del televisor 8K

Aunque la mayor parte de cosas que ofrece el televisor 8K son ventajas y maravillas, no todo es color de rosa; sí que hay un “pero” en todo esto, y es su precio. Como es habitual, las inversiones millonarias que se hacen con respecto al televisor y la guerra que hay entre marcas como SAMSUNG o LG hace que el dinero de dicha inversión tenga que recuperarse, como es normal. Es por eso que el precio del televisor 8K es superior al del 4K. Doble resolución, doble calidad, igual a precio más alto. No falla. Regla matemática infalible.

Sí que es cierto que esto no tiene por qué ser un impedimento; hay gente que busca esa calidad y esas resoluciones y no mira el precio, simplemente quiere un televisor 8K porque sabe las muchas ventajas que presenta, y es una decisión cuanto menos acertada.

Modelos de televisores 8K que no te dejarán indiferente

El primer televisor 8K del mundo vino de la mano del gigante de la industria, LG. La compañía surcoreana presentó en 2018 su primer televisor 8K, adelantando por la izquierda a compañías como SAMSUNG o SONY, sus competidores más cercanos.

Uno de los modelos estrella de esta compañía, pertenecientes a su gama más alta es el TV LG SIGNATURE OLED ZX9LA. Este televisor 8K es, ahora mismo, una de las apuestas más atractivas y fiables del mercado, pues, incluye algoritmos de procesado de imagen y sonido basados en inteligencia artificial, más vídeos en 8K real, no en 8K escalado, y una iluminación perfecta, entre otras cosas.

Por su parte, SAMSUNG también apuesta por esta resolución, aunque, a diferencia de LG con su tecnología OLED, ellos lo hacen con la tecnología QLED, paneles de retroiluminación.

De esta marca destaca el modelo SAMSUNG QEQN900A Neo QLED, que, como ellos mismos indican es “una nueva dimensión de calidad de imagen 8K”. Cuenta con los nuevos mini LED que controlan la luz de forma más precisa, un potente procesador 8K con inteligencia artificial, y el Quantum HDR 4000, que permite más contraste y colores más vivos.

Si después de todo lo que te hemos expuesto, aún dudas de que comprar un televisor 8K es una buena opción… Mira en nuestra página web de televisores 8k y termina de convencerte de que es la mejor opción si buscas un televisor de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.